BIENVENIDOS: REVISTA LA URRAKA INTERNACIONAL. EDICIÓN Nº 26

Portada:
Obra: Regatas en Argenteuil
Autor: Claude Oscar Monet
Fecha: 1874
Museo: Museo de Orsay
Características: 48 x 75 cm.
Material: Oleo sobre lienzo
Estilo:Impresionismo

***********************************************************************************

Cómplices en las Artes y la Amistad

MARAVILLAS MODERNAS EN LA URRAKA.

MARAVILLAS MODERNAS EN LA URRAKA.
A lo largo de un eje de casi dos kilómetros, en el antiguo cauce del río Turia, este complejo impulsado por la Generalitat Valenciana sorprende por su arquitectura - obra de Santiago Calatrava y Félix Candela - y por su inmensa capacidad para divertir y estimular las mentes de sus visitantes que, recorriendo sus edificios, conocen diferentes aspectos relacionados con la ciencia, la tecnología, la naturaleza o el arte. (Haz click en la imagen)

martes, 3 de junio de 2008

URRAKACUENTO

CATALINA, LA COQUETA

Todas las noches, en el lujoso hospedaje para señoritas universitarias, la comunidad de piojos solía abandonar por unas horas las frondosas cabelleras de sus anfitrionas y alegres asistían a bulliciosas tertulias en donde se divertían bailando, intercambiando chismes y cultivando amistades.

Antes de la salida del sol, los trasnochadores parásitos, retornaban a sus respectivas testas a continuar con sus monótonas vidas.

Catalina era una belleza de piojo, digna representante del sexo femenino, joven, agraciada y vanidosa. Nunca pasaba desapercibida, pues sobresalía por sus variados tintes y peinados. Un día, se presentaba luciendo una cabellera lisa y rubia, y en otra oportunidad, llegaba con el pelo ensortijado y de un profundo negro lustroso. Cuando menos se lo esperaban sus contertulios, aparecía de pelirroja y así, de continuo, solía sorprender a sus congéneres, quienes la tildaban de presumida y jactanciosa. Ella, sabedora de esas criticas, fingía ignorarlas y disfrutaba de esos momentos que le parecían gloriosos, pensando que las murmuraciones se debían a la envidia de las féminas de su especie. Y así, continuó por largo tiempo, despertando comentarios desdeñosos de las resentidas y arrancando suspiros de admiración de la población masculina. Hoy los deslumbraba con vistosos rayitos y mañana, los sorprendía luciendo colores extravagantes, tales como el ridículo verde, el fachoso azul o el estrafalario morado.

Catalina se vanagloriaba de seguir de cerca los pasos de la veleidosa moda y de contar con los recursos necesarios para efectuar sus continuos cambios de estampa. Lo que sus admiradores desconocían y sus envidiosas amigas ignoraban, era que sus cambios de look no dependían de su voluntad; ella, sencillamente, saludaba con sombrero ajeno, pues estaba sujeta al gusto y estado de animo de su coqueta, rica y cambiante anfitriona.

Vicente A. Vásquez Bonilla. (Guatemala)

2 comentarios:

Loreto Silva dijo...

¡Excelente!, bien escrito, atrapa desde la primera línea, muy ingenioso.
La comunidad de piojos, debería premiarte.

Loreto

Anónimo dijo...

Muy bueno.

VISITA: GRANDES POETAS DEL MUNDO : http://grandespoetasdelmundo.blogspot.com/

http://grandespoetasdelmundo.blogspot.com/

QUEREMOS ROCK

Sólo disfrútalo.

Una de las grandes del Jazz: Billie Holiday